El becario desconocido

Harlan Magazine está orgullosamente dedicada al becario desconocido, ¿pero ese quién es?

El becario desconocido trabajaba para una compañía en un gran edificio donde era el empleado X. El trabajo del empleado X era simple: se sentaba en su escritorio en la habitación X y presionaba botones en un teclado. Las órdenes venían a él a través de un monitor en su escritorio, con los botones que debía pulsar, por cuánto tiempo y en qué orden. Esto es lo que el becario desconocido hacía cada día y cada mes de cada año, y aunque otros lo considerarían insoportable, él disfrutaba de cada orden que viniera, como si hubiera sido creado exactamente para este trabajo.

El becario era feliz.

El becario desconocido por Miguel Hernandez Ramos

El becario desconocido por Miguel Hernández Ramos

.

4 Respuestas a “El becario desconocido

  1. Becario desconocido y becario precario. Hoy en día miles de licenciados, con máster y con idiomas son becarios precarios sin alas, no pueden volar, no pueden mejorar en su vida laboral y están enjaulados. El pájaro que no puede volar porque no tiene alas simboliza muy bien este problema al que se están enfrentando muchos jóvenes. Muchos pájaros que todavía mantenían sus alas ya se han ido a otros países buscando una libertad que aquí queda enjaulada e intentando mejorar su carrera profesional. Aún así ese becario desconocido es feliz porque tiene un trabajo al cual otras mil personas querrían optar. Me gustaría ver más ilustraciones sobre este tema para saber finalmente si el becario desconocido consigue volar. Buen trabajo.

    • Raquel, me han animado mucho tus líneas. Creo que poco a poco, si nos ayudamos entre todos, acabaremos volando juntos y dejaremos de estar enjaulados. Tan solo hace falta desearlo.

      Acuérdate de pasar por aquí los lunes y compartiremos opiniones.

      Abrazos,

      BD

  2. Me ha gustado mucho el dibujo y el texto. Luchemos para que los becarios y jóvenes en general sean el soporte para nuestro futuro. Enhorabuena por la publicación .

    • Gracias por tus palabras, Ricardo. Me da muchas fuerzas el apoyo que recibo desde Harlan y de los lectores. Pásate por aquí, mañana lunes, que saco un nuevo artículo en mi columna. Aguardo con impaciencia tu parecer.
      Abrazos,

      BD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s