“Through the gates of hell” – Sabaton: su música y la historia

Así comienza el estribillo de la canción Primo Victoria  incluida en el disco homónimo de la banda sueca Sabaton, que hoy en día se presenta como una de las más influyentes dentro del heavy metal europeo. El grupo, liderado por Joaquin Brodén, tiene a sus espaldas siete discos de estudio desde que se unieron por primera vez en 1999. Englobada dentro del sello internacional Nuclear Blast, que tiene en su poder muchas de las grandes bandas del panorama internacional del heavy metal y del power actual, se caracterizan por un estilo musical que convierte sus temas en verdaderos himnos. Sin embargo, no es su estilo musical, ni tampoco las peculiaridades propias de la banda a la hora de componer sus partituras, lo que la hace única en los escenarios europeos, sino la voluntad de hacer de la historia (y más específicamente de la historia militar) el eje central de sus letras.

foto bandaDentro de los diversos géneros musicales que podríamos englobar entre los sub-productos del heavy metal, es muy común el que pretende la simbiosis de este género de bandas con la narración conceptos y momentos históricos; así, grupos como Eluveitie (Suiza, 2002 – Presente) hacen de la cultura gala y de sus restos arqueológicos la base de su música, llegando incluso a cantar en galo; otros, como Turisas (Finlandia, 1997 – Presente), dedican un disco completo a la Guardia Varega (guardia personal del Emperador de Bizancio entre los siglos V y XIV, compuesta inicialmente por nórdicos), así como a otros temas relacionados con la cultura nórdica. Estas influencias constituyen un elemento innegable del panorama actual, pues se cuentan por cientos las bandas que extraen ideas para su estética y sus letras de los libros de historia.

Por desgracia, hoy en día la historia no es plato de gusto común entre el alumnado europeo; por el contrario, a menudo se la considera como un “plomazo” a soportar antes que como una materia indispensable para nuestro día a día. La historia, como todo campo de estudio, requiere de una “chispa” que te lance a sus brazos, y ese ha sido el papel jugado en muchas ocasiones por una industria cultural que, en su voraz búsqueda de dinero y de productos nuevos, ha hecho de esta materia uno de sus inagotables filones. El cine, el cómic, los videojuegos, el teatro…, en algún punto todas estas industrias culturales hacen de la reconstrucción de diferentes periodos de la historia su principal atractivo. Así, miles de películas se basan en acontecimientos históricos (por poner un ejemplo de esto, Wings, de 1927, que fue la primera película en ganar un Óscar, se desarrollaba durante la Primera Guerra Mundial). Estamos, pues, tan acostumbrados a consumir estos productos basados en momentos puntuales de nuestra historia que apenas apreciamos la labor que llevan a cabo a la hora de popularizar dicha materia; en cambio, en el terreno musical no es normal encontrar tanto contenido basado en hechos pasados. Quizás esto se deba en mayor medida a que la industria musical de hoy, al menos la más multitudinaria, no se caracteriza por una excesiva profundidad lírica o de contenido, y por lo general hay que ahondar en los estilos musicales más alternativos para encontrar artistas que beban de fuentes históricas. Es este el caso de Sabaton, cuyos miembros se describen a sí mismos como historiadores musicales, y que probablemente ha logrado inculcar el amor por la historia a más jóvenes desde los inicios de su carrera discográfica que muchos profesores de instituto.

En los quince años de andanza de la banda, la historia, más en concreto la militar, ha dotado a Sabaton de material para sus letras. Con una estética de corte militar, los suecos han acercado los momentos más dramáticos y heroicos de diferentes conflictos bélicos a sus seguidores. La Segunda Guerra Mundial, quizás el conflicto armado que más productos culturales ha generado hasta el momento, se convierte en una de las principales bazas de la banda. Así, en sus canciones se narran batallas tan decisivas como la del Desembarco de Normandía (Primo Victoria, con letras como: “6th of June 1944 / Allies are turning the war / Normandy state of anarchy / Overlord”) o la de la defensa de Polonia (40:1 en la cual alaban la resistencia ofrecida por los soldados polacos ante la Wehrmarcht en los albores del conflicto bélico). A lo largo de sus discos no solo han tratado las batallas históricas del conflicto, sino que también han dedicado temas a personajes o grupos ya explotados por otras industrias, como sucede con la célebre 101 Aerotransportada (protagonista de la ficción de la HBO Hermanos de Sangre, 2001) en su canción Screaming Eagles.

Pero no solo la Segunda Guerra Mundial ha sido objeto de sus canciones, también la Gran Guerra, el conflicto que supuestamente acabaría con la violencia armada para siempre, ocupa un lugar destacado en su discografía. Lo terrible del primer conflicto moderno del mundo, en el que la antigua forma de guerrear se enfrentaba a nuevas máquinas de destrucción, se refleja a la perfección en canciones como The Price of a Mile. De esta forma la masacre de soldados en tierra de nadie queda plasmada en letras como esta; “Six miles of ground has been won / Half a million men are gone  / And as the men crawl the general call / And the killing carry on”.

En su labor por presentar los diferentes hechos históricos, la banda dedica canciones a ambos bandos de los conflictos. Así, por ejemplo, la canción Ghost Divison está dedicada a la figura de Erwin Rommel, a su 7ª División Acorazada y a la supremacía que ambos tuvieron en África durante parte de la guerra. Otro ejemplo es el del tema Panzer Battalion, dedicado a la terrible arma de combate que fue el Panzer para el ejército alemán durante la Segunda Guerra mundial. La URSS y su labor en el frente oriental también es recogida por Sabaton en canciones como Attero Dominatus donde a través de letras como: “Marshall Zhukov’s orders: / Serve me Berlin on a plate! / Disregard the losses / The city is ours to take” narran la toma de Berlín por tropas rusas.

sabaton-banned-stalingrad

Está voluntad de tratar la historia de ambos bandos en sus letras y de ensalzar la valentía y la entrega de los soldados de todos los ejércitos, sin hacer hincapié en su ideología, les ha valido numerosas críticas. El pasado año 2013 Sabaton iba a tocar en el concierto homenaje por el 70º aniversario de la Batalla de Stalingrado; sin embargo, muchos políticos rusos acusaron a la banda de hacer apología del nazismo y de querer mancillar la bandera rusa en su concierto y trataron de impedir su actuación sin importar que esta hubiera sido alabada por los veteranos rusos gracias a su labor de difusión histórica. En su página web la banda se vio obligada a emitir un comunicado oficial sobre el tema, recalcando por enésima vez su no vinculación política ni religiosa a ninguna corriente. Tachar su labor como de nazi resulta aún más chocante si tenemos en cuenta que el grupo ha sido nombrado miembro honorífico de los “Scions of the 17th Airborne Division”, quienes combatieron en la batalla de las Ardenas y en la Operación Varsity. Hay que recordar también que hace un año el gobierno ruso trató de prohibir el videojuego Company of Heroes 2 (que basaba su historia y jugabilidad en el frente oriental de la II GM), escudándose en supuestos errores históricos que dejaban en mal lugar al Ejército Rojo.

En su penúltimo álbum, la banda sueca se centró en una labor mucho más loable: mostrar su propia historia al resto del mundo. Con su álbum Carolus Rex, editado tanto en sueco como en inglés, el grupo centraba sus temas en el reinado de Carlos XII de Suecia (1682 – 1712), apodado “el Alejandro Magno del Norte”. Considerado como uno de los mayores estrategas de la historia militar, su grandeza queda reflejada en el tema que da nombre al disco con fragmentos como: “Proved in battle, lead my men to victory. / No man alive or dead commands me, I answer to the Lord! / Hear my orders, question me and die. / What I say was set in Heaven, and so it shall be done!”. Otro tema del disco es la gran derrota sueca a manos del ejército ruso en la Batalla de Poltava, plasmada en la canción Poltava. Sin embargo, a pesar de que la banda había abandonado la temática políticamente tan candente de la II GM, tras el giro fueron tachados en su propio país de ultraderechistas y neonazis. Esto se debía a que la figura de Carlos XII es tomada por estos grupos como un símbolo político; la banda, en cambio, no había recibido ninguna crítica en su país al tratar temas como el alzamiento del III Reich en Rise of the Evil.

carolus rex

A pesar de las críticas que ha recibido por parte de gobiernos como el ruso o el sueco, por tratar determinados temas, la banda no ha cejado en su empeño de transmitir la historia con su música. Su último disco, Heroes, sigue centrando su temática en la historia bélica, pero en esta ocasión las letras están más orientadas hacia el soldado individual, hacia el joven que se ve inmerso en el horror de la guerra.

La labor de divulgación de Sabaton por la historia es inestimable. Acercando su propia historia al resto de Europa y haciendo que el resto del mundo se sienta un poco más atraído por la materia. Es importante recordar los horrores de la guerra y los errores del pasado para no volver a cometerlos en el futuro. Y si, como suele decirse, la música amansa a las fieras, ¿qué mejor forma de recordar lo sucedido que a través de la música?

easy co LR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s